Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

Domingo XVIII del Tiempo Ordinario, Año A, 3 de Agosto 2014
Leccionario índice # 112

Traducido por la Señora Graciela Munn, de Sacramento, California

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.


XVIII del tiempo ordinario, Año A, 3 de Agosto de 2004
Antes de la primera lectura:

Un profeta dice palabras de aliento a unos Judíos que están a punto de ser puestos en libertad y que van a regresar a su patria que está devastada.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

Al principio de esta carta, Pablo ha demostrado que Dios nos salva por una gracia inmerecida, no por nuestros méritos, sino por su inmenso amor. Ahora se contesta a la pregunta "¿Porqué seguimos sufriendo?".
Antes de la aclamación del Evangelio:

Perturbado por la muerte de Juan Bautista, Jesús se retira. Sus seguidores lo persiguen de todos modos. Jesús vuelve a superar las expectativas de sus discípulos más cercanos.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera Lectura, Isaías 55-1-3

En el Evangelio de hoy, Mateo 14:13-21, es la historia conocida de Jesús dando de comer a una multitud de miles de personas con una pequeña cantidad de pan y peces. Primero léanlo y después van a ver la conección apropiada que tiene con la primera lectura de hoy.

Situación histórica: En su contexto original estas palabras fueron de mucho ánimo para la gente que estaba tan desalentada. En los capítulos 40-55 de Isaías, están las profesías que él dió a la gente de Judá, al final de su cautiverio de Babilonia, cuando iban regresando de su esclavitud en una tierra lejana a su patria devastada. Las palabras eran para darles esperanzas y mantenerlos firmes sin perder su fe en Dios.

Al igual que el pasaje de hoy, todo el capítulo 55 promete alivio, tanto material como espiritual. Hoy oímos de agua en abundancia, granos, leche, pan y vino. También oímos de una renovación del pacto con Dios que se hizo a la gente del gran rey David. Eso les trae muy buenos recuerdos de antaño. (Hace apenas tres semanas, el domingo XV del tiempo ordinario, leímos los versos 10 y 11 de este capítulo, en donde prometen que la palabra de Dios les dará una fertilidad espiritual así como los versos de hoy prometen una fertilidad de cosechas y ganado)

Antecedente teológico: Fíjense cómo el profeta insiste repetidamente que la pobreza no es una barrera para que la gente goce de la bondad de Dios: "Ustedes, los que no tienen dinero, vengan.""Vengan, sin pago ni costo alguno""Ustedes gastan sus salarios en lo que no los puede satisfacer." Para la gente que está avergonzada de los pecados que los llevó al exilio en primer lugar, es un alivio, es una forma sutil de decir que ya no tienen que doblegarse o pagar su rescate, más bien, hay que reconocer que es la misericordia de Dios, que sin merecerla nos la da con su inmenso amor.

Proclamándolo: Que se le oiga como si fuera un anfitrión magnánimo de gran corazón, orgulloso de los platillos que ha cocinado, recibiendo a sus invitados que tanto ama y que ha estado esperando. Hagan que sus palabras puedan expresar lo que esto significa.

Hagan una pausa antes de la última oración ("Vengan a mí y escuchen con atención"), porque van a cambiar el tono de voz de "abundancia material a riqueza espiritual"

Segunda lectura, Romanos 8:35, 37-39

Antecedente teológico: Los primeros capítulos de esta carta a los Romanos son acerca de cómo estar bien con Dios. La audiencia original estaba dividida. Algunos, que aunque aceptaban la importancia de Jesús, insistían en que deberían observarse algunos aspectos (Judíos) de la Ley de Moisés. Pablo, al contrario, insistía que era suficiente poner nuestra propia fe en Jesús y dejar que Dios nos salve por su gracia pura e inmerecida. Pablo aseguraba que los paganos convertidos al Cristianismo no tenían ninguna obligación de mantener la ley judía, hasta los judíos convertidos podían hacer lo mismo si querían. Pablo se pasa la mayoría de esta carta a los Romanos explicando estos argumentos teológicos tan complicados y profundos, los cuales, aquí no podemos hacerles la justicia merecida.

Proclamándolo: El capítulo 8 de esta carta parece que implica una pregunta "Bueno, si Dios nos ama tanto para salvarnos por su gracia inmerecida, ¿Porqué todo es tan difícil, porqué todavía estamos sufriendo?" El pasaje de hoy es un resumen de lo que Pablo nos dice retóricamente, como un abogado tratando de presentar dramáticamente su último argumento en la batalla de un caso difícil.

Bueno, es muy difícil que su congregación oiga estos versos como están en el contexto. las selecciones de nuestro domingo a domingo han sido muy cortas y no hay lugar de ver todo ésto. Por lo menos ustedes ya saben de que se trata. Pues ahora que ustedes se dan cuenta de lo que se necesita para proclamar este pasaje, tan importante, pongan todo el vigor que se necesita.

Hay una lista larga de pasajes que se deben proclamar cuidadosamente. Tenga cuidado en el segundo, cuando dice "ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra criatura, (haga una pausa aquí) nos podrá separar…

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español
aún no publicado al 27 junio 2014.


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página 27 junio 2014