Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

Vigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario, Año A, 28 de agosto 2011
Leccionario índice # 124

Traducido por el Padre Oscar A Mendez, OFM, de la Parroquia Santa Isabel, Oakland, California

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.


Vigésimo Segundo Domingo del Tiempo Ordinario, Año A, 28 de agosto 2011
Antes de la primera lectura:

Jeremías habló la palabra de Dios a los reyes infieles y a las personas en la capital de Judá, Jerusalén, casi 600 años antes de Jesús. La gente poderosa lo persiguió sin descanso. En este pasaje el comienza lamentándose por su vocación de ser un profeta.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

San Pablo exhorta a los cristianos de Roma a no adaptarse a las costumbres de sus vecinos, pero sí adaptarse a la voluntad de Dios.
Antes de la aclamación del Evangelio:

En el evangelio de la semana pasada, Pedro identificó a Jesús como el Ungido de Dios. Ahora Jesús revela las consecuencias de su misión, y Pedro no es la excepción.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera Lectura, Jeremías 20:7-9

Nuestro contexto litúrgico: La lectura de la semana pasada de Mateo 16:13-20 marcó un punto de conexión en nuestro camino a través de ese evangelio. La identidad de Jesús como Mesías e Hijo del Dios vivo se convierte en pública. En el pasaje de esta semana, Mateo 16:21-27, Jesús comienza a explicar las implicaciones de su identidad: "que debía air a Jerusalén y que las autoridades judías, los sumos sacerdotes y los maestros de la ley, le iban a hacer sufrir mucho. Les dijo también que iba a ser condenado a muerte y que resucitaría al tercer día."

La situación histórica: Como casi siempre, la primera lectura nos prepara para escuchar el evangelio. Jeremías fue sin duda el prototipo del sufrimiento de Cristo. El profeta vivió entre los años 650 A.C. al 580 A.C. La mayoría de su trabajo fue en la capital de Judá, Jerusalén. Trató de mantener a la gente y a varios reyes fieles a Dios, en medio de una atmósfera de intrigas políticas y traiciones como la que prevalece en la propia capital de este escritor del día de hoy*. Jeremías fue contundente acerca de lo que era correcto y de lo que no lo era, y sufrió en manos de los poderosos, debido a su franqueza.

Lo interesante de este profeta es que no llevo su persecución de una forma indiferente, pero se quejó amargamente con Dios. Sus protestas francas son recordadas en las monedas inglesas de 50-centavos con la palabra “jeremiad”, lo que significa un lamento elaborado y prolongado o historia de dolor. El pasaje de hoy es el más puro de los “jeremiads”.

Proclamándola: Proclame esto con drama e ironía en su voz. Enfatice la palabra "sedujiste" en la primera frase, después haga el énfasis en la expresión "me dejé seducir." Cuando usted dice la palabra de Dios usted está sofocado, “se convierte como un fuego ardiente, encerrado en mis huesos", ¡Permita que la congregación sienta este calor! Usted está tratando de transmitir la angustia del profeta, y nos está preparando para oír el siniestro pasaje del evangelio del día. Esto no es una prosa suave. Si usted cree que la gracia se da en la naturaleza, no proclame esto suavemente.

Segunda lectura, Romanos 12:1-2

El antecedente teológico: las cartas de Pablo por lo general terminan con varios párrafos de instrucción moral. Una de las maneras que las personas religiosas se definen es por cómo su moral difiere de las de otras religiones. (Uno podría decir esto de la mayoría de los grupos culturales, ya sea si las diferencias se encuentran en los valores, la religión, la vestimenta, la alimentación, la vivienda, las costumbres matrimoniales, la política, o cualquier comportamiento.) Aquí Pablo está diciendo a su audiencia mixta de judíos y cristianos gentiles, en cómo se diferencian de los antiguos Judíos y de los paganos. La "misericordia de Dios" que provoca éstas han sido descritas anteriormente en la carta, al igual que en la segunda lectura de tres domingos atrás, y el pasaje de Romanos del XI Domingo del Tiempo Ordinario. Los dos versículos de la lectura de hoy son, para Pablo, sólo una introducción de alto nivel para la enseñanza moral que quiere dar (y que la enseñanza es acerca de cómo los cristianos deberían responder a la "misericordia de Dios", detallado en once capítulos anteriores). La edición de 1970 de la Nueva Biblia Americana resume la enseñanza de Pablo en el camino de sacrificio cristiano de la vida de esta manera:

Consiste en el uso humilde de los propios dones para el beneficio de la comunidad (12:3-13);
está marcada por el amor de los enemigos (12:14-21),
y por la aceptación de la legítima autoridad civil (13:1-7).
Los mandamientos de la alianza de Moisés (Éxodo 20:13-17) siguen su norma,
y la esperanza de la salvación en Cristo es estimulante (13:11-14).

Proclamándola: La congregación no llegará a escuchar la enseñanza moral este año, sólo esta introducción. Por lo tanto su proclamación esta necesariamente fuera de contexto y no fácil. Haga hincapié en la palabra espiritual en la frase "nuestro culto espiritual". Que probablemente se distinguirá en la mente del oyente para un culto meramente formal y ritualista. Enfatice la frase "así sabrán ver cuál es la voluntad de Dios", ya que es la parte que da a los oyentes la mayor responsabilidad.


* El escritor vive en los Estados Unidos, pero se regocija en la catolicidad de la Iglesia y en el saber que las notas del lector se leen en muchos otros países.

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página August 13, 2011