Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

Domingo 1º de Cuaresma, Año A, 9 de marzo 2014
Leccionario índice # 22

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.


Domingo 1º del Cuaresma, Año A, 9 de marzo 2014
Antes de la primera lectura:

En esta antigua historia, el primer pecado de la humanidad describe simbólicamente como nos adueñamos de un privilegio que está reservado únicamente para Dios.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

San Pablo enseña que Jesús hace un cambio totalmente radical sobre la relación de la humanidad con Dios. Tan grande es el cambio que Pablo sólo lo puede comparar a cómo Dios creó originalmente a los seres humanos.
Antes de la aclamación del Evangelio:

San Mateo describe a su audiencia, Judeo Cristiana, las tentaciones que pasó Jesús después de su bautismo, en una forma que les recuerda la experiencia del Exodo y el primer pacto con Dios.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera lectura, Génesis 2:7-9, 3:1-7

Nuestro lugar litúrgico: Es La Cuaresma, originalmente la temporada en que los que iban a ser bautizados se arrepentían de su vida de pecado y buscaban conocer más íntimamente al Señor Jesús. Después La Cuaresma se convirtió en la temporada para que los ya bautizados hicieran lo mismo. Hacemos honradamente un examen de conciencia y oramos con fervor para saber qué debemos hacer para poder acoger abiertamente la Gracia de la conversión. La Iglesia comienza la temporada con una reflección sobre el origen del pecado entre nosotros. Una buena preparación para el lector sería leer totalmente los capítulos 2 y 3 de Génesis, no nada más los versículos seleccionados del leccionario.

Una conjetura teológica: Hay muchas maneras de interpretar esta historia tantas veces narrada. Un ejemplo es el de Dan Nelson. En mi opinión el objetivo es lo que yo llamo la Tentación Original: “Ustedes serán como dioses, van a saber lo que es bueno y lo que es malo.” Como dice Nelson, esto último es una forma de decir “Sabrás todo, de la A a la Z”.

Nosotros todavía estamos tentados a ponernos en el lugar de Dios. La mayoría de nuestros pecados, ya sean públicos, privados, empresariales o individuales se pueden reducir a ésto: Nos damos el lugar de dios y tratamos a los subordinados sin ninguno o pocos derechos. Rechazamos cualquier límite en nuestra libertad y nos desentendemos de cualquier ayuda a los demás. No queremos ser responsables de las consecuencias de nuestros actos. Nuestro querer ser dioses trastorna totalmente nuestras relaciones con el verdadero Dios y nos lleva a un desequilibrio de las relaciones con todos los demás, a los cuales, claro, no los consideramos dignos de Dios.

Proclamándola: Se recomienda que esto se diga como una historia, aunque acepten o no, la idea de la tentación original. Si están a favor de la interpretación del párrafo anterior, en su proclamación deben enfatizar las palabras de la serpiente. Hagan que se oiga cómo astutamente atractivo se oye convertirse en dioses. De cualquier manera, digan la historia como si ustedes estuvieran de espectadores en La Creación, como alguien que nunca ha oído la historia. Dejen que toda la asamblea comparta su asombro cuando ustedes dicen “Y así el hombre se convirtió en un ser viviente”, porque nunca han visto una cosa igual. El jardín del Edén, como lo describen, debe deleitar a los oyentes y casi saborear la fruta que se están imaginando. Cuando describan a la serpiente, que se vea atractiva pero que se oiga un poco sospechoso. La mujer, tal vez, debería parecer ingenua.

Ahora, la conclusión se oye engañosamente sencilla, no tan dramática como las joyas de literatura de las novelas de John Grisham que sus lectores quisiéramos oir. Sin embargo, hay muchísima implicación teológica y sicológica en lo que dice: “Los ojos de los dos se abrieron y se dieron cuenta que estaban desnudos”. De repente todo ha cambiado para la humanidad Permitan que el lector lo haga sonar como trascendental y trágico.

Segunda lectura, Romanos 5:12-19

Antecedente teológico: Romanos es una carta muy compleja en la cual San Pablo presenta una serie de preguntas. Su tema principal es que es Cristo el que nos otorga una verdadera relación con Dios. Esa justificación, usando el término que le da Pablo, no es por lo que hacemos sino que viene a nosotros como una gracia inmerecida, la que recibimos abiertamente por nuestra fe en Cristo. En todo momento Pablo contrasta la fe en Cristo con cualquier otra causa que la humanidad pudiera presentar ante Dios.

Proclamándolo: Hay que marcar los contrastes de los pasajes de hoy. Veamos los retos que nos hacen estos pasajes, oración por oración, identificando cada uno de los elementos contrastantes.

Pablo vuelve a repetir otra vez las últimas oraciones, como queriendo estar seguro que recibimos todo sutilmente. Esta es una de las raras ocasiones en las que sería mejor usar la forma breve de la lectura. Consúltelo con el predicador antes de decidir.

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español
aún no publicado al 30 de enero 2014.


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página 29 enero 2014