Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

Quinto Domingo de Pascua, Año A, 18 de mayo 2014
Leccionario índice # 52

Traducido por el Padre Oscar A Mendez, OFM, de la Parroquia Santa Isabel, Oakland, California

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.


Quinto Domingo de Pascua, Año A, 18 de mayo 2014
Antes de la primera lectura:

En la iglesia primitiva los paganos convertidos sabían que su incorporación provocó cierta controversia. San Lucas en el segundo libro para ellos, los Hechos de los Apóstoles, narra la historia de un conflicto anterior entre los cristianos de estirpe judía.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

Nuestros antepasados en la fe habían sido por mucho tiempo esclavos, nómadas y exiliados, sin un hogar permanente. El autor de la Primera Carta de Pedro usa imágenes de edificios de piedra, extraídas de la Biblia hebrea, para alentar a los primeros peregrinos cristianos.
Antes de la aclamación del Evangelio:

Algunos primeros cristianos necesitaban ayuda para hacer un compromiso total con Jesús. En solidaridad con ellos, Juan Evangelista representa un apóstol que no comprende plenamente quién es Jesús. Pero Jesús también hace demandas de sus seguidores que son inflexibles.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera Lectura, Hechos 6:1-7

El fondo teológico y literario: ya para la época de Jesús, el judaísmo ya existía por mucho tiempo, y tenía numerosas divisiones. Miembros de algunos de los grupos del judaísmo se convirtieron al cristianismo, pero, la naturaleza humana siendo lo que es, mantuvo algunas de sus antiguas facciones (aspectos). "Helenistas" significa, en general, personas de origen griego, idioma o cultura. Aquí específicamente significa judíos de habla griega que se habían convertido al cristianismo. (La integración de los no-Judíos al cristianismo llega un poco más tarde, y daría lugar a una controversia aún mayor. Estén atentos!) El descuido de uno de estos grupos por las autoridades eclesiásticas de otro grupo está detrás de los acontecimientos narrados aquí.

Reflexión Teológica: Los apóstoles ratificaron la elección de estos servidores de la comunidad, orando por ellos e imponiéndoles las manos sobre ellos. La iglesia podría haber cumplido con sus necesidades sin tales rituales. La elección de los apóstoles, para solemnizar esta forma sugiere algo muy interesante sobre el servicio en la iglesia. Parecen estar diciendo que el papel de siervo a la comunidad es digno de lo que se conocerá después como la ordenación. Es decir, el servicio es tan importante en la vida de la iglesia, que no puede ser iglesia, si estamos sin el servicio mutuo. Hay religiones que guardan celosamente la pureza de su doctrina, sus rituales, o de sus códigos morales, pero sin esta orientación hacia el servicio. Para nosotros, no puede ser así. Servicio constituye la iglesia, al igual que la palabra y los sacramentos.

Proclamándola: Al leer esto, pronuncie los nombres de los servidores con confianza. No importa cómo los pronuncie, simplemente no tropiece con ellos verbalmente ya que así distraería a la congregación de la historia. Tenga en cuenta que la historia más amplia de los Hechos continúa: "La palabra de Dios continuo extendiéndose." Haga también esto una parte importante de su proclamación.

Segunda lectura, 1 Pedro 2:4-9

La situación histórica: Nuestros antepasados en la fe había sido esclavos en Egipto, luego fueron nómadas en el Sinaí, a continuación habitaron por algunas generaciones en ese lugar, y luego fueron exiliados en Babilonia. Así que la noción de un hogar permanente, uno hecho (al menos en parte) de piedra, tuvo un gran atractivo para ellos. Por lo tanto es natural que Pedro use la metáfora de la piedra para describir el lugar de Jesús en el plan de Dios y en nuestras vidas.

Proclamándola: Pedro contrasta los que aceptan a Jesús como su piedra angular, con los que tropiezan en la piedra. Como ocurre a menudo cuando un escritor del Nuevo Testamento cita el Antiguo Testamento, su significado no se nos hace claro inmediatamente para nosotros veinte siglos más tarde. Para ayudar a la congregación a conseguir esto, estudie el pasaje con cuidado, hasta que lo consiga, hasta que cada línea tenga sentido para usted y se ajuste en un todo lógico en SU mente. Ese es el mejor favor que podemos darle aquellos que oirán su proclamación.

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español
aún no publicado al 1 de abril 2014.


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página 1 abril 2014