Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

Segundo Domingo de Adviento, Año B, 04 de diciembre 2011
Índice Leccionario # 5

Traducido por el Padre Oscar A Mendez, OFM, de la Parroquia Santa Isabel, Oakland, California

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.
Segundo Domingo de Adviento, Año B, 04 de diciembre 2011
Antes de la primera lectura:

Como su exilio en Babilonia terminó, el pueblo de Judá se preparo para regresar a casa. A pesar de un cambio positivo, el regreso sería un aterrador y difícil viaje. El segundo de los profetas que conocemos como Isaías da palabras tranquilizadoras. En el último párrafo, la escena cambia a un casi vacío Jerusalén, donde un centinela ve a Dios dirigiendo a casa a los exiliados.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

La expectativa de que Cristo vendría de nuevo no se cumplió durante mucho tiempo. Algunos cristianos empezaron a dudar. Este autor explica que Dios considera el tiempo de manera diferente, y ofrece formas de estar preparados.
Antes de la aclamación del Evangelio:

El profeta conocido como Juan el Bautista creó gran controversia y tuvo muchos seguidores. Lo recordamos menos por lo que él mismo realizó, más por preparar el camino para Jesús.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera Lectura, Isaías 40:1-5, 9-11

La situación histórica: El pueblo de Israel pasó un par de generaciones en el exilio, cautivos de los babilonios, aproximadamente desde 600 Ac a 540 AC La segunda parte importante del libro de Isaías, capítulos 40-55, se refiere al final de este exilio y el retorno de los cautivos a su patria. La primera lectura de hoy comienza esa sección.

El trasfondo teológico: Isaías dice que Dios le ha dicho que le cuente a Jerusalén (es decir, los ciudadanos exiliados de Jerusalén y sus compañeros Judíos)". Que su servicio está llegando a su fin" Que significa, en efecto, que la "sentencia" llega a su fin. La versión de King James lo pone con mayor intensidad: "Clama a voces que su tiempo está cumplido, que su pecado es perdonado." Sin embargo, ya sea débil o fuerte la traducción, el significado es que el exilio ha terminado. Isaías no se avergüenza de decir que el exilio era un castigo por el pecado, pero ahora todo está perdonado.

Las imágenes poéticas: Los siguientes oraciones describen cómo los exiliados van a volver a casa. La primera imagen es de una gran procesión religiosa de Babilonia a Jerusalén. No es sólo gente quienes están haciendo la procesión, sino Dios también. (Otros pueblos antiguos llevan ídolos de sus dioses en carrozas en procesión solemne; Isaías, no idólatra, imagina a Dios guiando al pueblo) para allanar el camino, los valles y las montañas nivelados y una carretera creada en el desierto.

El objetivo de los exiliados es la región conocida como Judá, y con Judá la ciudad de Jerusalén, y con Jerusalén, la colina de Sión, donde su templo había estado. El último párrafo describe un centinela solitario que nunca llegó a Babilonia, pero esperaba en Jerusalén, siempre mirando hacia fuera por el regreso de los exiliados. Finalmente mira el acercamiento de la procesión descrita arriba, y no puede contener su alegría. Lo grita desde la colina más alta, "! Aquí viene tu Dios con poder!" Luego sigue una imagen en sorprendente contraste, la tierna imagen de un pastor acunando a sus corderos.

Proclamándola: Una excelente manera de prepararse para proclamar esto es escuchar los mismos versos según la interpretación de George Frederick Handel, en su oratorio El Mesías (1742) Dentro de los primeros nueve cortos "piezas" del Mesías, escuchara todos estos versos, establecidos en diversos tipos de música, cada uno apropiado para el texto de los versos.

Como sea que se prepare, cuenta con la amplia gama de emociones e imágenes. Haga una pausa cuando hay un cambio en la emoción o la imagen. Module su voz. Para volver a la metáfora de la música clásica, note que Handel no hace estos versículos en un solo recitativo. Usted tampoco debería. Más bien imite al compositor, quien escribió varias melodías distintas y las asigno a una amplia variedad de voces.

Haga una pausa larga antes de comenzar el último párrafo (versículo 9), porque la situación ha cambiado. Ahora estamos en Jerusalén, o en una colina con vistas. El personaje es un centinela quien, después de unos sesenta años de espera, ve en el horizonte a los exiliados que vienen regresando, con Dios marchando a la cabeza. El vigilante no puede contener su emoción.

Segunda lectura, 2 Pedro 3:8-14

El trasfondo teológico: Cristo vendrá de nuevo. Lo decimos cada domingo. ¿Pero qué tan pronto? Los primeros cristianos creían que sería muy pronto. Cuanto más tiempo las expectativas no se cumplían, más confundidos algunos cristianos se volvían. ¿Falló Dios al cumplir su promesa? El autor de la II de Pedro explica que Dios no toma en cuenta el tiempo de la misma forma que nosotros y que Dios quiere dar a algunas personas la oportunidad de prepararse para el fin por medio del arrepentimiento. (San Pablo usa un argumento similar en Romanos, capítulo 11.9, como vimos en el 21º Domingo del Tiempo Ordinario, año A )

Proclamándola: Estudie del pasaje frase por frase, para que se pueda entender el razonamiento del autor. Trate de expresar el mensaje en sus propias palabras, hasta escribiendo su propia explicación si eso le ayuda. Después, si lee esto poco a poco a la congregación, por lo menos algunos de los miembros serán capaces de seguir la lógica, también.

En segundo lugar, hable con tanto vigor como escribe el autor. Hay poderosas imágenes aquí. No una sino dos veces es lo que predice la destrucción cataclísmica de los cielos y los elementos. Esto no es prosa tibia, y el lector no necesita sonido tibio. ¿Temo que sonará como algo irreverente? Bueno, sepa que la acústica y los sistemas de PA en la mayoría de las iglesias suavizan la mayor parte de su expresividad. Lo que suena exagerado en sus propios oídos suena expresivos para la congregación, y eso está bien. Si para usted mismo suena "normal", es probable que usted suene que esta aburrido y aburra a la asamblea. Hágalo con fuerza. Trate una vez y tome nota de los cumplidos que recibe después de la misa. Usted no va a volver a la manera antigua.


Comments powered by Disqus

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página 22 noviembre 2011