Notas del Lector

A la página de inicio

de las Notas del Lector

XI Domingo del Tiempo Ordinario, Año B, 17 de junio 2012
Índice Leccionario # 92

Traducido por el Padre Oscar A Mendez, OFM, de la Parroquia Santa Isabel, Oakland, California

Breves comentarios de veinte segundos para la congregación. Arregle con su comité de liturgia para que se lean estos comentarios históricos antes de cada lectura.

¿Quién debe leer estos comentarios antes de la primera y segunda lecturas, y antes de la aclamación al Evangelio? No son ni palabra de Dios, ni parte de la homilía, por lo tanto no deben ser leídos desde el ambón. Son una enseñanza modesta. Así que el que preside debe leerlo desde la sede y el lector a su vez dirija su mirada al que preside y escuche.

Imprima esta página, córtela por las líneas azules, y dele los párrafos introductorios a la persona que los leerá.


XI Domingo del Tiempo Ordinario, Año B, 17 de junio 2012
Antes de la primera lectura:

Para un rey derrotado y su pueblo en el exilio de Babilonia, el profeta Ezequiel habla de una alegoría de esperanza. Restaurado a Israel, disfrutaran del liderazgo de un nuevo rey, descrito en un lenguaje que les recuerda el gran rey David.
Después del salmo, antes de la segunda lectura:

Respondiendo a las críticas injustas de los cristianos de Corinto, padeciendo enfermedades y tal vez reflexionando sobre su propia muerte, san Pablo afirma la fuente de su confianza. Algunas de estas frases son de Pablo citando a sus críticos, y algunos son réplicas de Pablo.
Antes de la aclamación del Evangelio:

Para que una comunidad muy dispuesta a aceptar sólo las partes más fáciles del Evangelio, San Marcos describe a Jesús con mucho cuidado revelando su mensaje y a sí mismo en una forma gradual.

Para pagar por el uso de las palabras arriba mencionadas, por favor, reste un número igual de palabras opcionales de otros lugares en la liturgia.

Primera Lectura, Ezequiel 17: 22-24

La situación histórica: En el antiguo Oriente Medio, los poderes de las tribus y las naciones se levantaron y cayeron de forma impredecible. La gente invocaba a sus dioses con la esperanza de obtener la protección divina para sus naciones, y, cuando la nación era débil o sujeta a otro país, llegaban a la conclusión de que posiblemente habían disgustado a sus dioses. (En algunos casos, ellos creían que los dioses de la nación conquistadora habían vencido a los dioses de las naciones derrotadas en una lucha invisible en los cielos. Los rivales terrenales sólo actuaron con los resultados de los concursos celestiales, como marionetas en la cuerda.)

El profeta Ezequiel tuvo una comprensión más sutil de las cosas, que se expresa en el medio del más desgarrador desastre social, político y militar que su pueblo había sufrido hasta esa fecha. Criado en una familia próspera de los sacerdotes en Jerusalén, Ezequiel y muchos de sus compañeros judíos fueron llevados cautivos por Nabucodonosor rey feroz de Babilonia. Cuando la fortuna de Babilonia en la región estaban en alza, el había impuesto un trato sobre el débil rey de Judá. Después de un tiempo, el rey de Judá, con el apoyo de los líderes de otros pueblos, se rebeló, rompiendo el trato. Las tropas de los babilonios arrasaron y capturaron a los principales ciudadanos de Judá, entre ellos Ezequiel, y se los llevaron a Babilonia. Ese fue el exilio, o la cautividad de Babilonia. Ahora estaban a 750 kilómetros de casa, y vivieron allí durante dos generaciones.

Los judíos no fueron exterminados, pero sufrieron muchos cambios en ellos y su religión durante el exilio. Aislados del templo de Jerusalén, de su sacerdocio y sacrificios, necesitaron otras maneras de mantener su religión y su identidad nacional. Surgieron maestros entre ellos, llamado rabinos, que ayudaron a recordar su herencia. Los ancianos y los maestros sintetizaron viejas historias, tradiciones y fuentes, que no siempre estaban en armonía, en los primeros cinco libros de lo que hoy es nuestra Biblia. Surgieron profetas, incluyendo a Ezequiel, que fue el primero en aceptar ese llamado durante el exilio.

Los editores del Leccionario como Ezequiel, programaron pasajes de sus oráculos tres veces al año en nuestra liturgia. El editor de estas notas para el Lector como Ezequiel, también, revela la rica complejidad de la vida de Judea en evolución en el exilio, y por su coraje. Ezequiel reprendió a los profetas de la corte que se sentían bien (aduladores de la realeza de Judá, aun en el exilio), y señaló la poca profundidad de los aspectos de la religión popular de Judá, las viejas creencias en clara contradicción con los acontecimientos actuales y llamaba a una noción amplia de Dios.

En el pasaje de hoy habla de una alegoría de esperanza. La raíz de un cedro alto para ser trasplantado a Israel representa un rey futuro (post-exilio), del linaje antiguo y venerado de David. Los otros árboles en los campos de los alrededores, se refiere a los reyes de las naciones vecinas, que admirarían al rey puesto en su lugar por el verdadero Dios. Los árboles enanos y marchitos pueden presentar a los reyes menos-que-fieles de Judá, cuyo pasado habría provocado rebeliones de los babilonios en el primer lugar.

Su proclamación: Ezequiel quería encantar a su público con las imágenes que utiliza, y los adjetivos. Así que hable despacio y claro, haciendo hincapié en:

Segunda lectura, 2 Corintios 5: 6-10

La situación histórica de Pablo y de Corinto: Como se señaló el domingo pasado, San Pablo tuvo una difícil relación con los cristianos de Corinto. Había llegado primero a ellos después de una discusión embarazosa en Atenas (véase Hechos 17 y Hechos 18.) Ahí había cambiado sus tácticas, apoyándose no en su elocuencia humana, sino en el poder de Dios obrando a través de él. Los resultados fueron una floreciente comunidad cristiana. Pablo se fue a otros lugares de misión. La comunidad fue tan floreciente que se volvió un poco salvaje, y Pablo escribió su primera carta para corregir algunos abusos. Prometió una nueva visita, pero cambió sus planes. Esto le valió serias críticas y burlas de algunos corintios, por lo que su segunda carta a ellos es algo a la defensiva. Afirma su autoridad como un apóstol (siempre en cuestión, dada su tardía conversión).

Los cristianos de Corinto no habían madurado hasta donde podían integrar el sufrimiento en su seguimiento de Jesús. El mismo Pablo tenía serios problemas de salud que de acuerdo a sus críticos, desacreditaron a su reclamo de apostolado. "Si fuera realmente un apóstol, Dios no dejaría que usted sufra de esta manera", pensaron. En cartas posteriores a otras iglesias, Pablo escribirá más y más profundamente de su identificación con el Cristo crucificado. Pero por ahora, sólo reafirma su confianza en que su juez real, no sus escépticos en Corinto, reivindicaría su obra y su vida.

John J. Pilch dice que la frase "cuando estamos en el cuerpo, estamos ausentes del Señor" no es la creencia de Pablo, sino que Pablo cita la posición mantenida por sus críticos. Ellos veían a la vida terrenal como un obstáculo a la vida con Dios. La posición más madura de Pablo es que él está en movimiento (caminar por la fe), poco a poco, pero en el presente, a la unión cada vez más profunda con Cristo. Los traductores cuyos trabajos se utilizan en nuestras liturgias no expresan el sentido "se dice..., pero yo les digo que ..." de este texto. De hecho, hacen que suene como la posición de Pablo. Tal vez no lo creen (tal vez Pilch está mal), o tal vez los traductores, agobiados como están bajo el yugo de la "equivalencia formal", simplemente no podrían hacerlo de esa manera. Eso deja al lector en una posición difícil. Pero usted es un jugador de equipo, y hay un predicador en su equipo, también, que puede optar por resolverlo, con unos pocos cientos de palabras más que Pablo.

Su proclamación: Usted por lo menos debe dar esperanza de la unión cada vez más con Cristo que Pablo disfruta, y confiar en que sus obras no le traerán condena donde realmente cuenta. Si se siente más dramático, podría intentar sonar cansado, agotado por las pruebas de la labor apostólica. O combativo, dispuesto a corregir los errores de sus críticos.


Comments powered by Disqus

Otros pocos comentarios sobre estos pasajes. Los enlaces pueden ser incompletos por unas pocas semanas antes de la "fecha establecida."
Servicios Koinonia Comentario en Inglés por el Padre Roger Karban de Belleville, Illinois, USA The Text This Week; homilías, obras de arte, películas y otros recursos en Inglés. Excelente sitio web de la Universidad de Saint Louis, en español
aún no publicado al 9 de junio 2012


Volver a la página de inicio.

Envía un email al autor

Última modificación de la página 9 de junio 2012